Lavadoras Secadoras Candy

Lo mejor: Lavasecadora extraordinariamente veloz, y asimismo eficiente tanto suprimiendo máculas como secando. Seca y lava de manera automática dependiendo de la carga. Su coste, unido a su capacidad para ocho kilos de ropa al lavar y de cinco kilos en la labor de secado. Comienzo aplazado, bloqueo para pequeños y sistema antidesbordamiento. Puerta de importante tamaño. Programa singular combinado que va a lavar y va a secar tu colada (en cincuenta y nueve minutos).

Lo peor: Su consumo energético –clase B– no es el más eficaz.

Conclusión: La Candy es una lavadora-secadora exageradamente práctica, de buenas dimensiones y realmente útiles peculiaridades. Resultará, merced a la velocidad de sus ciclos, y sus sensores automáticos, ideal para quienes acostumbren a caminar ocupados y deseen tener sus prendas listas para ponérselas (o bien doblarlas) en un corto periodo de tiempoperíodo de tiempo.

Top mejores modelos de lavadoras secadoras Candy

Ver más modelos de lavasecadoras Candy

Análisis en Profundidad

Si buscas una buena lavadora, y una secadora eficaz, 2 útiles funciones en una máquina, programas combinados, ciclos veloces, y el poder gozar de ello por un coste económico, la Candy puede ser el modelo idóneo para ti. Ahora te especificamos los motivos de por qué razón la hemos escogido como la mejor lavadora-secadora asequible de nuestra comparativa ValorTop.

Los Pros

Velocidad. Si eres de las que padece los efectos de una agenda apretada o bien, sencillamente, de esos que prefieren no invertir demasiado tiempo en las labores de la casa y dedicar su ocio a otros menesteres, la Candy va a ser el electrodoméstico idóneo para ti.

Cuenta, sobre todo, con un programa singular, al que probablemente recurras muy con frecuencia, que en tan solo cincuenta y nueve minutos va a encargarse solito de que tu ropa salga del tambor limpia y seca. Doblarla, eso sí, amigo o bien amiga, eso ya deberás hacerlo.

Buena pluralidad de programas y funciones. Mas, como es natural, en este modelo asimismo existen otras alternativas en el momento de lavar, varias. Como un super lavado para máculas bastante difíciles, un ciclo completo a mano dedicado a las prendas frágiles o bien otro exclusivo para lana.

Aparte de ello, por si acaso tenemos la piel sensible al limpiador, vamos a poder lavar con más agua; arrancar (con solo apretar un botón) una función antiarrugas para planchado simple o bien asimismo diferentes modos de secado: dependiendo del tejido que deseemos secar.

Si es automático, mejor. Por una parte, debemos la Candy ajusta la duración de sus ciclos de lavado al tamaño de la carga presente en el tambor, y, por el otro, un secado que no solo se marcha a alargar aproximadamente dependiendo de la cantidad de ropa, sino más bien asimismo de la humedad que esta tenga. Si la dejas (pues como es natural asimismo existe la opción de que programes la duración del secado que desees), la lavasecadora de Candy se detendrá por sí misma cuando sienta que ha llevado a cabo su misión.

Dimensiones contenidas, puerta extensa, comodidad. Una de las grandes ventajas de reunir en una máquina lavadora y secadora, es el ahorro de espacio que eso supone. Mas si además de esto el tamaño de ese útil electrodoméstico está tan ajustado como el de la Candy (ochenta y cinco x sesenta x cincuenta y cuatro centímetros), tanto mejor. Y, deja de preocuparte, así como ello, la puerta es amplísima, puede abrirse hasta 180º y se halla ubicada en la mitad superior: más cómoda, para el usuario, imposible.

Todas y cada una de las peculiaridades extra deseables. No te lleves a engaño. Sí, la firma italiana Candy no tiene el glamour de otras marcas en el planeta de los electrodomésticos, sus productos son siempre y en todo momento realmente económicos y los diseños de sus modelos en general bastante poco espectaculares –no incorporando muchos de ellos, por servirnos de un ejemplo, displays o bien pantallas digitales: por algún lado hay que recortar costes–, mas eso no quita a fin de que sus máquinas cuenten con todo lo preciso y, en ocasiones, aun, con más de lo que traen muchas otras de su clase.

Los Contras

Consumos sobre lo deseable. El gasto energético es la materia pendiente de las lavasecadoras por norma general y, particularmente, de esta Candy. Las secadoras, ya lo sabemos, consumen una cantidad notable de energía, por eso se aconseje su empleo (a ser posible) con moderación, cuando verdaderamente andemos con prisas, en días anubarrados o bien lluviosos.

Mas aparte de ello, tampoco es que el protagonista de este análisis sea, en su función de lavadora, la máquina más eficiente, consiguiendo una calificación A (a secas) que, sin estar totalmente mal, conforme, asimismo (para qué exactamente vamos a negarlo) podría ser un buen tanto más eficaz.

Y lo que afirmamos en lo que se refiere a la energía, asimismo nos sirve para el agua, puesto que un consumo de ciento quince litros por ciclo estándar normativo (60º), no es que, repetimos, sea un gasto excesivo, mas está lejos de ser perfecto.

¿Debería adquirir la Candy?

Si estás presto a encarar un gasto un tanto mayor de lo común en la factura mensual de electricidad, esta lavasecadora Candy GOW mil cuatrocientos cincuenta y ocho te va a resultar un electrodoméstico práctico, veloz y, sobre todo cómodo, muy cómodo. No hay, en cuanto al resto, ningún otro modelo de lavadora-secadora, en el mercado actual, que te ofrezca tanto por esa cantidad de dinero.

Echa un vistazo a las mejores marcas de lavadoras secadoras

Lavadoras Secadoras Candy
5 (100%) 1 vote

¿Tienes alguna duda?